Modo de Lectura

La lectura de este blog debe realizarse de ABAJO HACIA ARRIBA, para poder seguir la historia, puesto que, cada nueva historia completa la anterior.

15 ago. 2010

El principio del fin!

Alexander jugaba con una moneda, su señora cuidaba a Baldwing que estaba sentado frente a la ventana.
_ No vas a trabajar hoy Alex? -preguntó la señora-

Alexander se la quedó mirando, se hizó un par de preguntas internas?...podría dispararle a la cabeza y ver como estallaban los pétalos púrpuras entre mechones de cabello. Sí se animaba...de seguro que se animaba. A Baldwing quizás no, era su hijo, eso era enfermo -recapituló-
_ Si...resulta que hoy es un día complicado. -reflexionó-
_ Ah.
Esa falta de chispa lo destruía, nada le costaba preguntarle  porqué, por eso iba a morir en su ignorancia con la única felicidad de haber criado un hijo. Ojala que el crío salga retorcido, para darle un par de sustos -deseó-

Alexander se levantó y sacó el arma y le apuntó a la cabeza. Quitó la traba y Baldwing comenzó a sonreir cómo siempre que veía aquella Magnun. La mujer no veía, de espaldas lavaba los platos y tarareando un tango viejo  no podía escuchar... En casa de herrero cuchillo de palo. Alexander no podía matar a su mujer. ¿Por lástima, por moral, porque le resultaría díficil limpiar los azulejos? Quien sabe.
_ Adiós.
_ ¿A dónde vas Alex?
_ A eliminar la competencia.

Rodrigo Minerva habia crecido demasiado y se habia vuelto inestable y peligroso. Alguién debía terminar con él. Un trabajo de beneficiencia, como Alexander lo entendía.

7 comentarios:

◊ dissortat ◊ dijo...

El Alex es un asesino nato. Menudos pensamientos los suyos. Pobre niño

Marisa dijo...

Tiene el corazón tan negro
que le daría un infarto
si el hijo le saliera
bueno.

Te sigo y hasta la próxima.

Un abrazo

Jota dijo...

Cuidado con Alex, oscuro como nadie!

Mugget dijo...

Es la primera vez que entro a este blog..., y sin invitación he entrado, cierto...,

con lo poco que he visto..., tengo los pelos de punta..., y eso de leer de abajo hacia arriba..., jajajja, con mareítos, y ojos cruzados...,

ahora me voy, con sensaciones raras en mi piel...

TORO SALVAJE dijo...

Que majo Alex.
Espero que no sea por los azulejos.

Saludos.

Margo! dijo...

Cuanto extrañaba a Alexander!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que me gusta un asesino crieble... jajaja

Saludos y un abrazo.