Modo de Lectura

La lectura de este blog debe realizarse de ABAJO HACIA ARRIBA, para poder seguir la historia, puesto que, cada nueva historia completa la anterior.

14 ago. 2010

Cuando el destino llama

              Así era la fortuna de Baldwing, desaparecer y cobrar fuerzas era parte de su naturaleza híbrida entre aquel inútil oficinista y la sombra de la leyenda de Alexander Ruit. Y los vómitos que regurjitaban en su estómago cada noche cuando se planteaba  si el latigazo del demonio debía ser erguido con su alma. Y en su sien el arma dibujaba circulos con un pimentón aroma a polvora.
   Y la bala, no una.
                        Eran dos. Un par de piecas de plomo esperando el esponjoso relleno de un cráneo.

   Si tan sólo las balas pudiesen matar fantasmas.  Alexander conocoría la derrota del plomo. Los asesinos de antaño dirían que el plomo temía de él. Cómo si lo divino y lo mortal pudiese fusionarce en un cádaver. La gloria de los inmortales, lo intocable del éxito.
   Es que Baldwing sólo guardaba la bala como un mensaje enviado en el tiempo. Y entonces se preguntó a si mismo si acaso no serian dos balas para no matarse asi mismo en el primer juego.
Afuera el frio podía partirte como un rayo, unas campanadas hacían vibrar la inmovilidad de aquel piso en Buenos Aires y Baldwing seguían sin pegar un ojo. Entonces sonó el teléfono y a Baldwing no le sorprendió. Y una voz se escuchaba hablando intelegible debido a la interferencia  y de repente un canto limpio con la dirección de un bar, una fecha, una hora. 14 de Septiembre . 19.30 hs.

      Baldwing cargó el arma y la guardo en una funda. Cerró enfermamente su cajón y sonrío al telefono. "Aveces cuando el destino se nos demora, es prudente tirarle las orejas"...

3 comentarios:

Eurice dijo...

La vida le dió una segunda oportunidad.Saludos

◊ dissortat ◊ dijo...

Se lo pensó mejor.

Me complace tu regreso.

Un saludo

ONUBIUS dijo...

Donde se esconde..., mas de uno estaríamos dispuesto a tirarle de las orejas por tantos y tantos mal entendidos que genera sus juegos...

abrazzzusss