Modo de Lectura

La lectura de este blog debe realizarse de ABAJO HACIA ARRIBA, para poder seguir la historia, puesto que, cada nueva historia completa la anterior.

19 nov. 2009

Baldwing y el diario de su padre.

Billones de papeles se prolongaban en el sueño de Baldwing, una oficina de paredes infinitas y  él tipeando letra por letra, atrapado en su mónotono cubículo. Cuando el sueño lo vencia y su cabeza comenzaba a revotar de arriba a abajo escuchaba la voz de su jefe junto a aquel insólente de ojo de vidrio que lo observaban. Al otro lado su mujer sostenía a un bebe putrefácto. Finalmente su cajón se abría y la Magnun Carry iluminaba el inquietante silencio.
"Hazlo" "Hazlo" "Hazlo" le repetía una voz familiar. Al tomar el arma no sabia a quien disparar y finalmente al trataba de volarse la cabeza, repetía la acción de apretar el gatillo infinitamente, el arma estaba vacia. Inmediatamente quedaba en una sensaciòn de inmovilidad que lo hacia sentir incómodo. Al abrir los ojos notò que la sensaciòn se habia trasmitido al cuerpo y no podría moverse, pero ya era claro que habia dejado de soñar, en sus sueños nunca estaba el vaso de agua sobre la mesa de luz.

_ El bebè ha despertado. -la voz sonó lejana, como desde la infancia y Baldwing sintió arder su nariz frente a un perfume que le era familiar-

Por la ventana ingresaban los ruidos de la ciudad, bocinazos, gritos, y un silencioso monstruoso que asecha, porque Buenos Aires nunca duerme.
Apenás los ojos de Baldwing se acostumbraron a la oscuridad, descubrió estar atado.

_ Cuando nos cruzamos .-la voz parecia moverse- Me dije ¿En que se ha convertido este muchachín?
Un encendedor iluminó la habitación, los plieges de su rostro fueron uno a uno contorneados por la danza de aquella chispa de luz -
La mujer era mayor; reconocío un largo camino de arrugas en su rostro, un hediondo saco de piel y una sombra bastante apegada a su alma. Poco a poco Baldwing sincronizaba los pasos al moverse  del cigarro.  Finalmente reconoció un sonido,  esos tacos en una callejuela, en una habitación vacia o serenos mientrás un cuerpo se desnuda, sonaban de igual manera. Margot.
_ Uno se espera siempre mucho más de sus hijos. Tú eres una sombra de lo que fué tu padre.

Un frío se posó en la sien de Baldwing. Olío rápidamente el métalico aroma mezclado con tintes de polvora provenientes del percusor. Y unos crístalinos ojos lo juzgaron desde el más allá.
_¿Porque sonríes? -pregunto Margot-
_ Me encantaría ver las astillas de mi craneo lloviendo sobre Buenos Aires...


Margot tiró su cigarrillo sobre las sábanas, pero para la lamentación de Baldwing éste se apago.
Finalmente oyó la puerta del fondo cerrarse, ya estaba sólo. Trató de desatarce pero le fué imposible y se durmió.

Al despertarse no habia ni una sóla cuerda, ni su cajón estaba desordenado. Sobre su mesa de luz el diario de Alexander Ruit era lo único que Baldwing pudó hayar que le diese un índicio sobre que realmente sucedió durante la noche.
Cuando terminó de leer las primeras tres hojas del diario, Baldwing, no pudo evitar preguntarse porque su madre se habia casado con el mayor cretino de la ciudad, mientrás Margot al otro extremo de la ciudad,  se afirmaba vehementemente que Baldwing era un desquiciado, de seguro.

Aquella mañana y pese a que su padre era un cretino decidió volver a rasurace con aquella navaja que tanto custodiaba en su cajón, la navaja de su padre.

21 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ya encontraba a faltar a Baldwin.
No me ha defraudado.
Valió la pena esperar.

Saludos.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que alegría volver a leerlo Baldwin!!! Y qué regreso!!! Impecable!
Me voy contenta!
Cariños!

Caresse. dijo...

¡Ajouu! Mire, mire así es como lo había pensado ¡secuestrado! Eran muchos días sin noticias suyas señor Baldwing.

Bisous telepáticos.

Sol dijo...

Reconozco que me da escalofrio.. pero esa es la intención no???
Sigo en pie delante del relato... ya me habia preocupado tu ausencia genio de las tramas de suspenso...
Besotes llenos de luz y bienvenido al ruedo!!!

El viento a contramano dijo...

Donde?? donde se había metido usted?? cuenteme...

Me presupongo que Margot vino a buscar en Baldwing el recuerdo de Alexander... creo que quizo sentir esos ojos claros de su amante poseyendola... y apenas si pudo comprobar lo cinico que podía ser el hijo de Lucifer... pensandolo bien, creo que se debe de haber ido contenta...

Un saludo amigo Baldwing, un gusto que haya vuelto.

Jota Willem dijo...

Excelente relato señor, un placer para los sentidos. Cada frase es una sucesión de detalles que te sumergen en la escena y te hacen creer que estas alli. Muy bueno :)
Saludos!

jnj dijo...

Tremendamente narrativo. Sí, señor.

Gabiprog dijo...

Desgraciadamente el pasado suele afectar a más de uno… De hecho, a veces parece una herencia.

Un abrazo.

Marisa dijo...

Me parece que margot
no halló lo que buscaba,
a no ser que buscase
la navaja de afeitar
como fetiche del padre.

Me gustó.

Un abrazo y buen fin de semana.

Un Colibrí Viajero dijo...

Que bueno es tenerte de vuelta se te extrañaba mucho en verdad, sublime entrega la que nos dejas, mis humildes felicitaciones y un cálido abrazo con aroma porteño.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un placer por aquí y encontrarte de nuevo...

Saludos y un abrazo.

beker dijo...

Magnifico sr Baldwing, sigo la historia... Un abrazo

Cordelia dijo...

sigues en tu línea de intriga, empieza una a leer y no tiene ni idea de cómo continuará el siguiente párrafo :)


y que sepas que vengo de reírme con todas mis ganas de leer tu confesión, ésa en la que dices que eres un colón, jajaja, pero de los hábiles al volante, me ha parecido genial

Buen día

jorge dijo...

¿Se puede escapar de esas personas que amasaron tu niñez?

¿Que busca Margot?

¿Tres hojas y ya no tiene necesidad de leer mas?

Y lo mas importante ¿Baldwin puede controlar su propia vida?

Hollie A. Deschanel dijo...

Dioses, echaba de menos tus textos. Espero que poco a poco vayas apareciendo de nuevo, y si vas a abandonarnos, avisa, que te quiero en mi msn :)

Beso!

Alatriste dijo...

Se agradecen tus consejos y tus palabras cariñosas, tu cercanía y lo afectuoso que eres. Un placer leerte, compañero. Abrazos desde España. Cuídate.

ONUBIUS dijo...

Ver llover Astillas de cráneo sobre Buenos Aires debe ser todo un espectáculo, me imagine por un momento el extraño polvarin sucumbiendo a las luces de neón, en largas noches de insomnio entre las luces y las sombras maldecidas por no poder dormir, pero se durmió, y con el mis imagenes ensimismadas...

Abrazzzusss

Ipnauj dijo...

Los padres nos marcan por ausencia o por presencia.

Un gran saludo.

SUPERCHIKA dijo...

hola!
apenas comenzaba
a seguir tus letras
y desapareciste
hoy de nuevo te encuentro
y ahora si me regocijare en ellas
bienvenido de nuevo!!

Darío dijo...

Excelente. Gran momento cuando Margot prende su cigarrillo.

KUBAN dijo...

Magnífico como siempre, amigo. Un abrazo.